Labor psicológica ante la muerte

pesame victimas barajasY hoy no puedo dejar de escribir una mención al gravísimo accidente ocurrido ayer en Barajas y declarar nuestro más sentido pésame hacia las familias de las víctimas 🙁

A raíz de buscar noticias sobre la actualidad de lo sucedido he leído un interesante artículo de El Mundo, que me hizo reflexionar sobre la labor psicológica en un caso como éste.

Aunque  os recomiendo leer el artículo anterio, me tomo la licencia de compartir varios de los puntos ahí tratados que me gustaron especialmente:

  • Estar ahí, para ayudar o acompañar, simplemente. Ésta es básicamente la labor de los psicólogos ante personas que han perdido súbitamente a un allegado, como les ha ocurrido a los familiares de las víctimas del trágico accidente ocurrido en Barajas.
  • Además de ayuda y acompañamiento, es fundamental que los familiares reciban una información clara, precisa y bien administrada de lo ocurrido.
  • En muchos casos, ocurre la negación de la muerte. Por eso la primera intervención es dejar salir las emociones y controlar que la situación no se ‘descontrole’ demasiado. «El siguiente proceso es la aparición de ira. Se debe explicar a la persona que es una emoción normal que debe asumir»
  • Lo mejor es respetar los tiempos de cada afectado. «En general la sociedad tolera muy mal que se lloren las pérdidas. Se exige a las personas que se recuperen lo antes posible, que en dos meses estén bien. Esto no es así. El tiempo del duelo depende de cada uno, de cómo se conciba la muerte, de como se haya producido la pérdida, del grado de parentesco…»
  • Los profesionales (médicos, bomberos…) también sufren. La intervención psicológica, en situaciones similares a la de Barajas, es más difícil con profesionales que han estado en primera línea de la tragedia, como los médicos o bomberos, que con los familiares.

2 comments

  1. Excelente artículo, por supuesto me sumo en el pésame a los familiares, es una tragedia de proporciones inmensas porque en muchos casos se pierden varias personas de la misma familia. Recomiendo a toda persona que recientemente haya sufrido una pérdida la lectura del artículo y sobre todo a aquellos que les toca consolar, acompañar, ayudar y escuchar al que ha sufrido la pérdida. Merece toda nuestra generosidad y comprensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.