Diez aspectos para ser más jóven

elena 27 noviembre, 2007 0


Deepak Chopra explica que existen diversas técnicas para modificar los marcadores biológicos. Para esto, hay que actuar a nivel del cuerpo físico (energía o materia, o prana o ki en otras tradiciones); del cuerpo sutil (mente, intelecto, ego, ideas, emociones, conceptos, personalidad, autoimagen, etc.) y del cuerpo causal (genera causas y hace que se creen los otros cuerpos, aquí se ubican el alma y el espíritu). Así, desde el cuerpo físico hasta el causal, vamos del tiempo a la eternidad, en un viaje por las carreteras cósmicas del universo.

En seguida se detallan los 10 pasos mencionados por Chopra para rejuvenecer el cuerpo y la mente. 

 1. Cambio de la percepción:

Nuestra percepción – algo que se aprende – se basa en una interpretación material del universo. Ciertas tecnologías, como la telefonía celular, el Internet, la radio y la televisión, se fundamentan en el hecho de que la naturaleza esencial del mundo es inmaterial.
Para cambiar nuestra percepción, podemos utilizar la enorme capacidad de transformación de nuestra inteligencia, que opera a través de la intención.
Un buen ejercicio es cambiar la noción sólida que tenemos del cuerpo físico, experimentándolo cada vez más como energía y transformación.

2. Tiempo:

En el cuerpo causal y en el plano del alma, no existe el tiempo. Con la meditación, podemos ir hacia ese lugar sin tiempo, con la actitud del observador que se sitúa “dentro”, en el interior de sí mismo, y desde allí observa el fluir de la realidad. Si el diálogo interno se mantiene en forma constante, se puede realizar algo tan asombroso como metabolizar la eternidad.

3. Envejecimiento:

Nuestra edad psicológica influencia nuestros marcadores físicos y biológicos. Para sentirse más joven, además del cambio de percepción, es vital el descanso profundo: dormir en forma adecuada y realmente descansar cuando se duerme. La mala calidad de sueño acelera el envejecimiento.  Lo que importa no es la cantidad, sino la calidad del sueño, que se evalúa testando cuán energético y rejuvenecido se siente uno al despertar. La calidad del sueño también mejora con la meditación matinal.

4. Nutrición:

De acuerdo con el Ayurveda, el cuerpo se siente satisfecho y en equilibrio cuando tiene acceso a los seis sabores básicos (astringente, dulce, amargo, salado, agrio y picante). Los alimentos deben ser lo más frescos y naturales posibles, porque así aportan mayor cantidad de prana o energía. Además, se deben tomar suplementos nutricionales (multivitamínicos con minerales), ya que aunque tengamos una buena dieta, los necesitamos debido a la gran cantidad de toxinas y de tensiones a las que estamos expuestos diariamente.

5. Coordinación cuerpo-mente:

Nuestros hábitos nos han llevado a disociar este vínculo. Hemos dejado de escuchar a nuestro cuerpo, que es el mejor computador del mundo. Sistemas de ejercicios como yoga y tai-chi son buenos para recuperar la relación mente-cuerpo. La mejor forma de integración de ambos es a través de la respiración consciente, que produce un movimiento de la energía desde lo físico a lo mental.

6. Ejercicio:

Es vital y tiene capacidad para revertir simultáneamente los 15 marcadores biológicos de la edad. Un ejercicio muy efectivo son 10 minutos de caminata energética, 3 veces al día.

7. Eliminar las toxinas:

Se deben eliminar las drogas, el alcohol y el humo del cigarrillo, pero también las toxinas emocionales, como miedo, depresión, culpa, enojo e ira, que actúan al nivel del cuerpo sutil. También crean toxicidad física las relaciones humanas tóxicas y el bloqueo del dolor emocional, sin experimentarlo cuando ocurre. Llevar un diario de vida es una buena manera de estar consciente de las emociones que estamos experimentando.

8. Amor:

Dar y recibir amor estimula el sistema inmunológico. Los tres niveles en que se expresa el amor son verbal (“te quiero”), atencional (escuchar al otro ininterrumpidamente ) y afectivo (tocar, acariciar).

9. Flexibilidad y creatividad:

Una biología joven es flexible en la conciencia y creativa para resolver los problemas. Antes de entrar en conflicto, ésta piensa cómo transformar la situación; no es reactiva ni se hace la víctima.

10. Mente juvenil:

Está llena de admiración y de capacidad de asombro, sabe cómo reír y cómo jugar, mantiene la inocencia. Distintos estudios han comprobado que las personas de edad que conviven con niños, revierten sus marcadores biológicos.