GRIPE Y HOMEOPATÍA: 8 CLAVES QUE TE INTERESAN

Marta 21 Marzo, 2014 1

 La gripe es una de las infecciones más comunes en invierno. De hecho, en no pocas estaciones se convierte en una auténtica epidemia. Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza, congestión nasal, irritación de las mucosas y malestar general, que en los casos más graves obligan a guardar reposo. Por eso, y antes de que llegue el Invierno, siempre es buena idea prevenir. Con este objetivo la homeopatía puede ayudarnos de varias maneras:

1. Es un método efectivo y probado, mediante varios estudios, para prevenir la gripe. La toma semanal de medicamentos homeopáticos reduce significativamente la probabilidad de contraerla.

2. El principal medicamento homeopático contra la gripe es el Oscillococcinum, que podemos encontrar en farmacias, y puede ser recetado por un homeópata, un farmacéutico o un médico. Incluso en los servicios públicos de salud es cada vez más común encontrar profesionales que lo recetan.

3. El Oscillococcinum tiene como sustancia activa, en cada envase unidosis de un gramo, 0,01 ml de Anas Barbariae. El resto de componentes son 0,85 gramos de sacarosa, y 0,15 gramos de lactosa.

Si eres intolerante a estos dos componentes, consulta a tu especialista antes del tratamiento. Si lo necesitas, puedes conocer la ficha del producto en la web, o consultar la información disponible en el prospecto que acompaña al envase.

4. Para ayudarnos a prevenir la enfermedad, la posología indicada es un envase unidosis a la semana, y debemos consumirlo dejando que los nódulos se disuelvan debajo de la lengua. Podemos comenzar el tratamiento en Octubre, y continuarlo hasta Marzo para conseguir la máxima prevención.

5. Este tratamiento está especialmente indicado para niños con tendencia a resfriarse, o a contraer bronquitis u otitis durante el invierno. La prevención con Oscillococcinum reducirá significativamente las probabilidades de contraer estas infecciones.

6. Este medicamento homeopático también nos puede ayudar cuándo sintamos que estamos incubando la enfermedad. En ese caso, tenemos que tomar 2 ó 3 envases unidosis, espaciando las tomas 6 horas. Nos ayudará a no desarrollar la enfermedad, evitando acabar postrados en cama.

7. Si en nuestro caso ya hemos desarrollado la enfermedad, también podemos tomar homeopatía. Un envase unidosis por la mañana y otro por la noche, durante tres días, acelera la recuperación y alivia los síntomas. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que los efectos varían mucho según las personas.

8. Un tratamiento homeopático cuenta con varias ventajas significativas. En primer lugar, no se han descrito efectos secundarios, por lo que pueden tomarlo incluso madres embarazadas y bebés. Esto se debe a que trabaja a favor de nuestro cuerpo, no en su contra, potenciando el estado de salud natural y reequilibrando el organismo. Es además 100% compatible con otros medicamentos. Es por todo esto que el Oscillococcinum puede ser consumido por toda la familia.

Recuerda siempre que debes consultar a tu especialista antes de iniciar el tratamiento. Él te indicará cómo debes tomarlo, y qué hacer en el caso de que no mejores. Y procura llevar también hábitos de vida saludables, evitando el tabaco y el alcohol, que reducen nuestras defensas y nos dejan más expuestos a una infección por gripe.