Qué es el bruxismo y cómo afecta a nuestros dientes

Marta 31 mayo, 2017 0

Hoy en día son muchas las personas que sufren de bruxismo, algunos son conscientes de que lo sufren y muchos otros no. Por este motivo vamos a hablaros de las causas del bruxismo y cómo afecta a nuestros dientes.

El bruxismo se produce a causa de una acumulación de tensión en los músculos de las mandíbulas. Son muchas las personas que, de manera inconsciente, aprietan o rechinan sus dientes. La patología puede ser leve o grave, cuando es un caso leve seguramente no requerirá de tratamiento, pero en los casos más graves pueden tener consecuencias irreversibles para la salud dental, llegando incluso, en los casos extremos, a generar la pérdida de las piezas dentales.

Las personas que padecen bruxismo sufren de dolor en los dientes y encías. Es por esto que, si no se realiza un tratamiento a tiempo, se puede llegar a destruir el hueso encargado de soportar los dientes o provocar problemas funcionales en las mandíbulas.

Causas del bruxismo

Existen diferentes causas que podrán generar bruxismo. Entre las causas más comunes del bruxismo encontramos:

  1. Ansiedad y nervios.
  2. Tipo de alimentación de los pacientes.
  3. Un mal descanso por las noches.
  4. Estrés.
  5. La incapacidad de relajarse.

Uno de los problemas más importantes del bruxismo es que los dientes pueden ejercer presión sobre los músculos, los tejidos y las diferentes estructuras que rodean la mandíbula. Si este problema se prolonga por el tiempo puede generar problemas serios en la mandíbula, especialmente en las articulaciones.

Síntomas del bruxismo

Entre los principales síntomas del bruxismo que presentan los pacientes de clínicas Propdental encontramos dolor de cabeza, dolor de oídos, mayor sensibilidad muscular en la zona, sensibilidad al comer o beber cosas frías o calientes, inflamación de la mandíbula, incapacidad de dormir y problemas relacionados con la alimentación. Entre otros síntomas encontramos: cansancio, desgaste de los dientes, fracturas de piezas dentales o incluso heridas en la parte interior de la mejilla o la lengua.

 Existen diferentes tipos de bruxismo

 La mayoría de las personas que sufren bruxismo lo padecen durante el sueño, sin embargo, existen diferentes tipos de bruxismo. Entre los tipos de bruxismo encontramos:

  1. Bruxismo céntrico o de apretamiento: en este tipo de bruxismo el paciente aprieta los dientes en una posición determinada sin producir desgaste en la pieza pero sí afecta a los músculos de la mandíbula.
  2. Bruxismo excéntrico o de frotamiento: se produce cuando existe un desgaste de los dientes ya que el paciente fricciona las piezas superiores con las inferiores.
  3. Bruxismo diurno o de vigilia: puede ser por apretamiento o por frotamiento con la particularidad de que el paciente sufre de bruxismo durante el día.
  4. Bruxismo nocturno o del sueño: es aquel que se produce durante la noche.
  5. Bruxismo diurno y nocturno: Se da en pacientes crónicos que lo padecen durante el día y la noche.

En algunos casos vemos cuadros muy avanzados de bruxismo, en ellos se da que el desgaste de los dientes es intenso y comienza a transparentar el nervio del diente, seguramente el odontólogo señalará que es necesario realizar una rehabilitación completa con endodoncia en los dientes y una restauración usando prótesis de circonio.

Tratamientos para el bruxismo

Si somos consciente de que padecemos estos síntomas, que apretamos los dientes o notamos algún tipo de desgaste en nuestras piezas dentales lo primero que debemos hacer es consultar con un especialista para determinar el tratamiento adecuado para nuestra situación.

Comúnmente la solución más empleada por los especialistas es la utilización de un protector bucal o férula de descarga para reducir el impacto que se produce en los dientes cuando los apretamos o frotamos entre sí.

Además, debemos utilizar esta férula en base a las indicaciones del especialista, habrá casos en los que se deba utilizar durante el día, en otras durante la noche o incluso durante día y noche, según el estado de nuestros dientes y músculos maxilares.

Otra de las recomendaciones, es controlar la ansiedad y el estrés. Puesto que, las situaciones que nos producen ansiedad o estrés, desencadenan el bruxismo y sus síntomas. Para controlar la ansiedad o el estrés y prevenir el bruxismo podemos seguir estas indicaciones:

  1. Evitar cenas copiosas con abundantes carbohidratos, dulces y bebidas con cafeína.
  2. Tomar baños calientes que nos ayuden a relajarnos.
  3. Realizar ejercicios de respiración profunda.
  4. Realizar ejercicios de relajación mediante la ayuda de pelotas de goma.

Siempre se debe tener en cuenta que para conseguir buenos resultados en un tratamiento de bruxismo debemos seguir los consejos de tu dentista o consultarnos en Clínicas Propdental.