El colesterol en relación al cáncer de próstata

Marta 6 Mayo, 2014 0

colesterol-cancer-prostata

Según un estudio de la Universidad Johns Hopkins, mantener el colesterol en niveles saludables reduce el riesgo de sufrir un cáncer de próstata entre los varones. quienes tiene un nuevo motivo para bajar el colesterol malo que puedan tener en sangre, sobre todo los mayores de 55 años, quienes mantienen un riesgo más elevado en contraer este tipo de cáncer.

 

Investigación ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention’

 

La revista ‘Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention’ publica la investigación realizada en la Universidad Johns Hopkins (EEUU), donde Elizabeth Platz y su equipo, observaron que los varones con niveles más reducidos de lípidos tenían hasta un 60% menos de probabilidades de sufrir uno de los tipos más agresivos de tumor prostático, el cáncer de alto grado (una variedad con alta propensión a extenderse a otros órganos del cuerpo).

 

El equipo de Platz, analizó los datos de más de 5.500 varones de más de 55 años, incluidos en un ensayo clínico sobre esta enfermedad entre los años 2003 y 2006. Teniendo en cuenta que un nivel normal de colesterol ronda los 200 mg/dL (miligramos por decilitro de sangre), los hombres por debajo de este umbral fueron los que mostraron menos probabilidades de sufrir un tumor de alto grado.

 

A sí mismo, la científica reconoce que reconoce que su trabajo (financiado con fondos públicos del National Cancer Institute) sólo mostró una reducción de la variedad más agresiva de cáncer (menos frecuente), más no del resto de tipos de tumores de próstata.

 

Mejora constante del control del colesterol

 

Puesto que hablamos de estudios, destacar las mejoras científicas y asumo sociológico de mantener un colesterol en sangre equilibrado, además de controlar de peso. En los últimos años, la población se ha visto preocupada tanto por su línea como por sus niveles de lípidos en sangre. Cada día aparecen más dietas para el control de peso y productos naturales que mejoran la línea que todo hombre y mujer quisieran mantener.

 

Un estudio asegura mayor atención por parte de la ciudadanía

 

El estudio ‘Lipid Treatment Assesment’, realizado entre 1996 y 1997 en Estados Unidos, puso de manifiesto que sólo el 38% de los pacientes con problemas de colesterol conseguía alcanzar los objetivos marcados en las guías médicas. En el caso de los pacientes de alto riesgo, con otros problemas cardiovasculares y trastornos asociados como obesidad o diabetes, este porcentaje se reducía al 18%.

 

Ahora, transcurridos 16 años, un equipo de investigadores dirigido por David D. Waters, de la Universidad de California (EEUU), decidió volver a analizar la situación y reclutó a casi 10.000 pacientes de nueve países de todo el mundo entre 2012 y 2013. El 75% de la muestra se trataba con algún tipo de estatinas, los fármacos más comunes para reducir el colesterol.

 

Los resultados de este trabajo arrojan que, en la última década, se ha producido un cambio significativo en el control del colesterol. Según su evaluación, una media del 73% de los pacientes tratados consigue bajar sus cifras de colesterol hasta niveles adecuados y, si se trata de enfermos de alto riesgo, la tasa es del 67%.

 

“Aunque aún queda espacio para la mejora, estos resultados indican que la terapia para bajar los niveles de lípidos se aplica de una forma mucho más exitosa que hace una década”, explican los autores en su trabajo.