¿Te has tomado la tensión últimamente?

SuKi 13 octubre, 2009 3

Vigilar la presión arterial (tomarse la tensión en lenguaje habitual) es una de las tareas que deben hacerse con periodicidad para cuidar nuestra salud de una manera preventiva, ya que podemos evitar muchas complicaciones derivadas de tenerla demasiado alta o demasiado baja.

Tensión arterial

La presión arterial se produce cuando el corazón bombea la sangre a través de las arterias hacia los músculos y resto de órganos del cuerpo, sometiéndolas a una tensión que soportan gracias a su elasticidad y resistencia y que es la que hace que la sangre circule por todo el organismo.


Los niveles de presión arterial en cada persona dependen de varios factores: su edad, peso, modo de vida, factores genéticos, etc.

Se han estandarizado dos tipos de presión arterial a medir: la presión sistólica (generada cuando el corazón late) y la presión diastólica (generada cuando el corazón descansa entre latido y latido). De igual manera se han definido los umbrales a partir de los cuales se considera que un individuo padece hipertensión (o tensión alta) o bien se dice que tiene la tensión baja (por debajo de los mismos).

Estos umbrales se miden en milímetros de mercurio, siendo los valores que se consideran normales 120-130 para la sistólica y 80-85 para la diastólica (120/130-80/85). Si te encuentras por encima de esos valores tienes la tensión alta, si bien existen varios umbrales que definen los niveles de riesgo en función de lo que se sobrepasen.