¿Quién puede tomar Oscillococcinum?

Marta 25 septiembre, 2014 2

gripe

¿Eres de las personas que te resfrías con frecuencia? ¿Has probado distintos tratamientos y ninguno te funciona? Tal vez es el momento de que pruebes alguna alternativa que te ayude a prevenir los refriados que sueles “pillar” durante los meses invernales.

Oscillococcinum puede ser una de esas opciones. Este medicamento homeopático está indicado para prevenir y tratar la gripe o los refriados. La ventaja de este tratamiento es que se puede tomar bien en el mismo momento en el que aparezcan los primeros síntomas de un resfriado o de la gripe, bien de forma periódica si eres propenso a padecer alguno de estos trastornos y aún no te has puesto enfermo.

La homeopatía destaca, entre otras cosas, por esta característica, lo que sin duda es un beneficio ya que como método preventivo también ayuda a que se produzcan menos contagios dentro de la unidad familiar. Un alivio en el caso de que haya niños o personas mayores cuya salud es más frágil.

Si además tomas una serie de medidas, seguramente tengas menos probabilidades de caer enfermo.

Apunta estos consejos:

  • Mantén una alimentación equilibrada durante todo el año. Si comes cinco piezas de frutas y verduras al día, tu cuerpo te lo agradecerá porque le estarás aportando la cantidad de vitaminas y minerales que necesita el organismo para cubrir sus necesidades de micronutrientes.
  • Haz deporte. Moverse, hacer ejercicio físico, fortalece el cuerpo, y hace también que el sistema inmune esté preparado de forma más sana para afrontar cualquier contratiempo.
  • Lávate las manos. Los virus que ocasionan la gripe o los resfriados se contagian con mucha facilidad, de modo que las medidas de higiene son fundamentales en estos casos. Al toser, por ejemplo, es conveniente también que nos tapemos la boca. Y como medida en casa, tener ventilada las habitaciones para que se renueve el aire.
  • Vigila los cambios bruscos de temperatura, ya que pasar de ambientes muy cálidos a otros muy fríos facilita el que caigamos enfermos.
  • Evita los lugares con grandes, pues los virus se propagan con más facilidad allí donde hay más personas.