El duro trance de estar en el paro

elena 5 Agosto, 2013 0



Estar desempleado es una de las situaciones más duras que una persona puede sufrir en nuestro país, no sólo por el hecho de no contar con una ocupación, sino también por el peso que dicho individuo se considera para su familia y a para el conjunto de la sociedad. Los parados son presentados en el contexto político e informativo como un problema que hay que solucionar, lo que incide en la sensación de que una persona que no encuentra trabajo es un fracasado y un marginado social.

Por supuesto, esto no es así y muchas personas formadas y con experiencia son incapaces de incorporarse al mercado laboral debido a la difícil situación económica que atravesamos. Sin embargo, cuando un parado se levanta cada día sin saber qué hacer y con un sentimiento de culpa, animarle con este tipo de argumentos no parece sencillo.

Así, son muchos los desempleados que entran en un bucle de dejadez y desesperanza que no sólo les afecta psicológicamente, sino que también complica aún más sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo. Es por ello que la psiquiatría puede ser una ayuda que les incite a cambiar de actitud ante la vida para encontrarse mejor y aumentar así sus posibilidades de reincorporarse a la vida laboral. Terapia psiquiatras suelen ser términos que asociamos peyorativamente con desequilibrios mentales, pero es que la desazón de encontrarse sin empleo es también un problema en nuestra mente que sin embargo es perfectamente comprensible y habitual.

Un parado que cuente con las habilidades suficientes para trabajar pero que esté deprimido, estresado o sufra de ansiedad, difícilmente alcanzará su meta, y es ahí cuando la consulta psiquiatra adquiere una importancia vital.