Las fiestas y la dieta, una preocupación creciente en los pacientes

blogerredas 24 noviembre, 2010 0



Las fiestas de fin de año son una verdadera complicación para los enfermos crónicos, mas que nada por el tema de las comidas y las bebidas. Es por eso que en esta época suelen aumentar las consultas de Atención primaria de estos pacientes que acuden a pasar una especie de ITV que tiene como único fin saber si existe posibilidad de que se den algún atracón. De esta manera un porcentaje, que si bien no es demasiado alto, es bastante significativo, llegan a los médicos para hacerse un control para ver como está su nivel de colesterol y su tensión arterial, y luego por supuesto a fines de enero esto se repite, principalmente para mantenerse controlado y prevenidos de cualquier complicación.

Es así como en relación a los resultados de los estudios de este mes y los de enero, los pacientes pueden averiguar que excesos han cometido, y en que deben comenzar a poner el foco de sus cuidados para evitar males mayores. Los más habituales en este tipo de consultas previa fiesta de fin de año, y posterior, son las personas diabéticas, hipertensas, hipercolesterolémicos y en general todos aquellos pacientes en que la dieta desempeña un papel fundamental en sus vidas y en su salud, por diversos motivos.

Si bien por lo general este tipo de actos depende de la conducta y el estado de cada uno de los pacientes, los médicos en general aconsejan ser conciliadores dentro de lo que es la moderación. “Cada vez tendemos menos a prohibir”, asegura Salvador Tranche, secretario de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), quien además añade que “no pasa nada porque te tomes una copa de champán o un trocito de turrón”.