La hidratación y el deporte, conceptos muy unidos

blogerredas 27 Febrero, 2011 0



Hacer deporte es muy bueno para nuestra salud. Pero el mismo se puede transformar en una actividad contraproducente sino tenemos la suficiente hidratación. Este es un enemigo que muchos no tienen en cuenta, pero que cumple un rol fundamental. La cantidad de energía que se pierde mientras se está practicando alguna actividad es demasiado grande. En este sentido, hay que pensar que el esfuerzo físico y toda la ropa aislante que se utilice será un incremento en el riesgo de deshidratación. El mayor síntoma que nos dará la pauta de esa situación será la aparición de la fatiga dentro de nuestro cuerpo.

El clima caluroso no es el único que produce la deshidratación, ya que se puede sufrir el mismo problema en invierno con temperaturas muy bajas. Lo más aconsejable por la gran mayoría de los médicos es que se produzca una buena hidratación en el momento previo a comenzar la actividad. Con esto nos referimos a poder ingerir una bebida antes de empezar a jugar al fútbol, básquet, tenís, o cualquier otro movimiento que exija a nuestro cuerpo.

Si estamos en invierno practicando algún deporte, no se aconseja la ingesta de un líquido frío, ya que no resulta muy apetecible en el contexto de temperaturas bajo cero. Además, la misma genera una mayor sensación de sed. Hay que pensar que en ambientes fríos, hasta los atletas que son profesionales están sometidos a una deshidratación muy grande.

Uno de los problemas que nos deja el frío en nuestro cuerpo es que se provoca una vasoconstricción dentro del sistema circulatorio periférico. Esto hace que se genere un incremento de volumen dentro del sistema circulatorio central. Allí, es donde están los receptores que nos dan la pauta que tenemos sed.